Disco Logo
Cargando...
Blue Spring (2001), Toshiaki Toyoda
La violencia llenando los vacíos emocionales

Sinopsis: La historia se desarrolla en un instituto para chicos enfocándose en un grupo de último año antes de su ingreso a la universidad. La sensación de salir al mundo real los forzará a buscar una forma de lidiar con sus sueños y decepciones a la vez que el sentimiento de vacío los lleva a sumergirse en la violencia.

La escolaridad en Japón supone una de las etapas más importantes de la socialización juvenil, no solo por lo fundamental que es el buen desempeño académico respecto a las pesadas exigencias y expectativas sociales del país, sino porque también se espera que tengan la capacidad de ser muy activos a nivel social siendo el adjetivo de “popular” lo ideal.

Sin embargo, llega a existir la posibilidad de que aquella socialización se termine por corromper al entrar en grupos que son derechamente pandillas. Grupos donde la violencia y la arrogancia se vuelven los parámetros para medir al líder y determinar quiénes serán los seguidores. La estratificación social de los colegios japoneses tiene muy poca movilidad y terminan convirtiéndose en enormes recipientes de la tensión estudiantil.

 

 

Toshiaki Toyoda refleja esa presión alejándose de los estados anarquistas de las secundarias japonesas para acercarse a la apatía de la perdida de la motivación personal en el tiempo. El grupo de jóvenes protagonistas no quieren tener esperanzas, quieren simplemente florecer en su momento. Es el rito de la madurez, de la transición de la infancia hacia la adultez en un estado frenético de la acción donde los actos simbólicos resultan tan insólitos como la impresión que buscan transmitir e intentar responder: ¿Quién les teme menos a las alturas?, ¿Quién está más dispuesto a sacrificar su vida para mantener su estatus?, ¿Quién, de entre todos, es el más seguro en una edad donde la seguridad no es tan abundante?

Sin dejarnos engañar el guion apunta a la fragilidad del adolescente puesto que la invitación a nuevos desafíos está constantemente presente y no deja grandes espacios a la comodidad del status quo y esto se refleja en el abandono de los adultos. Estos no demuestran interés en el grupo marginado, no tienen interés por incluirlos y este abandono hace referencia a una sociedad donde es más fácil hacer la vista gorda e ignorar al problemático, sin embargo, cuando este es un niño de 16 años, el error social es irreparable. El adultocentrismo de una sociedad que no busca enseñar ni guiar sino solo poder castigar en un modo de solucionar todo a la rápida es fatal puesto que el mundo de los jóvenes se encierra en sus propios parámetros: la violencia. Domina el más fuerte, el que no tiene miedo, predomina el que se gana el respeto gritando más alto y es ahí donde la ficción se compromete con su propósito volviéndose abrupta: los personajes son capaces de matar, los personajes empiezan a ser instrumentos de los yakuzas, empiezan a perder el respeto por si mismos y su propia vida.

 

 

A nivel visual la violencia es expresada mediante el ingenio y el shock escandaloso de mostrar las puñaladas que sufre el mas débil, de mostrar a un rebelde ser pateado mientras mordisquea una lata de gaseosa, pero también se contrasta con la débil esperanza de un adulto capaz de guiar y de rescatar a su rebaño perdido.

Cabe destacar su magnífico Soundtrack a cargo de THEE MICHELLE GUN ELEPHANT  que es capaz de retratar la violencia con sumo salvajismo, pero también de reflejar la nostalgia y el vacío de sus personajes. El ritmo de su narración y de su edición se respalda y se maximiza con canciones que al finalizar el metraje les seguirán sonando en la mente.

 

 

En definitiva: si solo miramos el esplendor japonés de sus escuelas no podremos fijarnos nunca en ese porcentaje que se intenta ignorar, en ese grupo de alumnos que requiere más atención incluso y que no quepa duda que las consecuencias de decidir omitirlos nos van a caer como un relámpago, porque se harán escuchar, aunque sea a gritos. Porque los últimos querrán ser los primeros.

Ficha Técnica:
Título: Blue Spring (Aoi Haru, 青い春)
Drama, 83 minutos
Director: Toshiaki Toyoda
Año de estreno: 2001
 

 

Trailer de Blue Springs

 

 

Por

Chuchu lovely munimuni muramura,
Comparte este artículo