Disco Logo
Cargando...
Earwig and the Witch (2021), Goro Miyazaki.
La primera película 100% 3D CGI de Studio Ghibli.

Sinopsis: No a todos los huérfanos les gusta vivir en el orfanato de St. Morwald's, pero Earwig lo adora. Tiene todo lo que necesita para ser una muchacha feliz desde el primer día que se abrieron para ella las puertas del centro. Sin embargo, todo cambia el día que Bella Yaga y Mandrake visitan St. Morwald disfrazados de padres adoptivos. Earwig se traslada a su domicilio, una enorme casa repleta de habitaciones invisibles, pociones y libros de hechizos, con magia en cada rincón. Aunque muchos niños hubiesen huido de allí sin pensárselo dos veces, Earwig decide investigar.

Pasaron seis largos años desde el estreno de El recuerdo de Marnie (Hiromasa Yonebayashi), la última película de Ghibli en animación 2D y desde entonces no habíamos tenido mayor información respecto a los proyectos de largometrajes del tan querido estudio hasta ayer, miércoles primero de septiembre, día que se estrenó la cinta en Netflix basada en la novela homónima de la escritora británica habiendo tenido ligero retraso en su producción como en su estreno la película da el puntapié inicial a una nueva fase de animación en 3D, lo que ha levantado tanto críticas como halagos por el hecho de (al fin) animarse a nuevas formas de animación fuera del tradicional. Lo cierto es que finalmente esas ideas preconcebidas antes de su lanzamiento se han visto apoyadas, o refutadas, según el metraje de la misma cinta y la verdad, es que es un paso accidentado.

A nivel visual no decepciona, es una película agradable visualmente y que mantiene en un punto muy alto los diferentes detalles de sus encuadres y escenarios, el diseño de los personajes es atractivo y conserva bastante de los diseños en dos dimensiones de sus películas antecesoras. La animación de esos mismos diseños se siente fluida y con un ritmo que no difiere demasiado de películas animadas por computadora de cualquier otro estudio de este tipo. En lo que más destaca respecto a su apartado gráfico es en su protagonista la cual está tratada con un nivel de desplante muy bien logrado y que tiene un carisma visual muy cautivador. 

En lo narrativo es quizás donde se fijan las mayores críticas y la verdad es que no dejan de estar bien fundamentadas. La película tiene una duración de poco más de 80 minutos y aunque es divertida su ritmo está poco cuidado: acelera de tal manera que al llegar al final se siente como un impacto negativo por la cantidad de dudas e información que se omiten o que quedan en el aire y no se responden ni de manera textual ni mediante algún simbolismo. Con respecto a lo anterior, es que esa falta de mensaje ulterior y esa no-invitación a una "lectura entre líneas" complejiza demasiado los elementos que nos podrían hacer expresar cierto sentimiento de pertenencia con la película, la historia, sus personajes y en general con todo el paquete emocional de Ghibli.

En lo musical la banda sonora está compuesta por Satoshi Takebe (From Up on Poppy Hill) y dada la naturaleza de la historia en sí las melodías es lo que en esta ocasión rellena los vacíos de la trama transmitiendo con gran acierto la fantasía de la historia. Mientras que logra progresar en la historia música del guión, también dota de una tierna fantasía las diferentes escenas donde se desarrolla la historia y nos permite un mayor alcance emocional con las escenas vitales de la cinta.

En definitiva: Al igual que su protagonista tiene fallas y decepciones con las que hay que saber convivir y esa crítica es tan válida como el hecho mismo de que esta no es una de las más grandes películas de Ghibli, pero no es por el simple hecho de haber cambiado su estilo de animación. La gran crítica de esta película está en sus tiempos, tanto en la duración que le otorgaron como en la administración de los actos de su historia. En ese sentido el guion es donde más recae la falla, puesto que lo que querían contar y la forma en como lo podría haber hecho Ghibli habría sido una experiencia única.

 

Ficha Técnica.

Título: Earwig and The Witch (Aya to Majo).
Género: Fantasía, drama.
Duración: 82 minutos
Dirección: Goro Miyazaki.
Año de estreno: 2021.

Por

Chuchu lovely munimuni muramura,
Comparte este artículo