Disco Logo
Cargando...
El éxito de Arcane: buena valoración y éxito popular.
Te comentamos los alcances que ha tenido la serie y si realmente vale la pena.

Probablemente, a estas alturas la mayoría de los jugadores de League Of Legends ya hayan devorado los 9 capítulos que conforman su primera temporada en Netflix, y no es para menos, puesto que esta primera tanda ha tardado casi una década en poder salir a la luz y lo cierto es que la espera valió totalmente la pena. Tanto es así que en el sitio especializado en películas y series IMDb (Internet Movie Data base) tiene un puntaje de 9.2 de 10 con poco más de 70 mil valoraciones, siendo solo superada en la categoría por Avatar (que tiene la misma puntuación pero con 270 mil valoraciones) y quedando a la par con series de imagen real del calibre de The Sopranos y Game of Thrones. Por si fuera poco en el sitio Rotten Tomatoes donde se recopilan las valoraciones de numerosos críticos, la serie tiene un puntaje perfecto del 100% mientras que el porcentaje del público general es del 98%, al menos hasta la publicación de esta nota. Claramente esto puede cambiar pero son valoraciones significativas para hacerse una idea de su impacto y valor audiovisual.

Estando en la cima de la crítica y popularidad, queda dar nuestra opinión, y lo cierto es que Arcane figura como lo mejor en animación dentro del año. Y si vamos más allá, podemos decir sinceramente que estamos frente a uno de los mejores trabajos de ficción en general de todo el 2021.

 

- En el apartado técnico podemos señalar que visualmente es un deleite pese a las dudas que surgieron en su momento al saber que se trataba de animación por computadora, porque si bien el tratamiento es digital todo dentro de sus fotogramas, está pensado con especial cuidado desde la paleta de colores para transmitir sensación, el diseño de personajes en movimiento constante más allá de lo que se les había permitido en las pocas cinemáticas del juego, los encuadres y profundidad de la acción están orientados a transmitir no solo lo que los personajes están experimentando en escena, sino que también el sentido del videojuego base: la acción. Elemento que se desarrolla entre animación 2D y 3D que se complementa al nivel de dar un sentimiento de fluidez donde queda poco espacio para la crítica, porque la idea del concepto visual está lograda a cabalidad. La idea de la dualidad en conflicto se expresa visualmente llena de detalle y acción. Si tuviésemos que exprimir algo por qué quejarnos, sería que en ocasiones la duración de las escenas no nos dan tiempo suficiente para contemplar las visuales a la par que nos exigen casi en el mismo momento experimentar los golpes emocionales de su narrativa.

- Y respecto a esto, sobre su historia, es donde a muchos los pescará el interés por experimentar el videojuego base. Vi y Jinx son dos perspectivas de mundo perfiladas por sus individualidades emocionales, experimentales y mentales que chocan y se acompañan desarrollando a sus personajes a lo largo y basto de su propio ambiente donde Piltóver y Zaun se contrastan con sus particularidades sociales, idiosincráticas y hasta arquitectónicas porque desarrollar LoL en lenguaje narrativo era trabajar su dinámica principal: dos opuestos que buscan destruirse, pero que entre medio donde ocurre la acción hay un sin fin de elementos que arrastran el desenlace donde los extremos se mezclan en límites que se vuelven difusos. No obstante aquí los personajes no son avatares de nuestras decisiones, sino que son sujetos de vulnerabilidad: aquí sangran y mueren sin tener la oportunidad de volver a entrar al mapa cada vez que decidamos volver a jugar otra partida.

En definitiva: Arcane es una experiencia audiovisual imperdible ya sean consumidores del MOBA como si nunca hayan intentado jugarlo, porque la historia está tan bien contada con sus matices, complejizaciones, acción y emoción que resultará toda una sacudida frente al viejo tópico de las luchas sociales entre ciudades diferenciadas por sus elementos políticos y sociales. Y porque más importante aún, es que entiende perfectamente como traducir su éxito videojugabilistico al lenguaje audiovisual de animación en la pequeña pantalla: deja que su edición y cinematografía hablen por si sola. Recomendada para ver con calma y especial atención en aquellos detalles que tardaron años en conformarse. Los 9 episodios están disponibles en Netflix y su instalador es gratuito (aunque algunos miembros de Shinka han perdido su alma jugandolo).

Por

Chuchu lovely munimuni muramura,
Comparte este artículo