Radio Shinka
Cargando...
Cargando...
Fin de Mes Yaoi: Kaze to Ki no Uta
El inicio de una ligera columna de opinión fudanshi/fujoshi.

Keiko Takemiya, en el año 1976, nos regala una joya ambientada a finales del siglo 19. A pesar de que a Takemiya-sensei le costó que aceptaran la historia, esta fue publicada bajo la prestigiosa editorial Shogakukan en su revista "Shoujo Comic" desde 1976 a 1984. Luego fue reeditada por la editorial Hakusensha en 1995.

Me refiero a Kaze to Ki no Uta (La balada del viento y los árboles). La trágica, pero hermosa historia ambientada en Arlés, dentro de la provincia de Provenza, Francia... cuyo protagonista es un jóven llamado Serge Battour, el hijo del rico vizconde Aslan Battour y Paiva, una hermosa prostituta con quien decidió fugarse. Toda esta historia nos cuenta la relación que tiene Serge con un alumno bastante peculiar del prestigioso instituto masculino Laconblade, donde se imparten clases artísticas, de lenguas como el latín, entre otras: Gilbert Cocteau. Delgado, delicado como una dama, promiscuo como él solo.

Para profundizar un poco más, Serge es todo lo que uno ve en la imagen de un caballero: Elegante, ingenuo, viendo el bien donde no lo hay, pensando lo mejor de cada persona y esperando que las buenas costumbres hablen por uno. Gilbert es todo lo contrario. Gilbert es un estudiante de muy baja moralidad, quien falta a clases con relativa costumbre y se acuesta con sus compañeros de escuela... que por lo general son mayores. Al momento de Serge de pisar el instituto Laconblade, se vuelve el compañero de cuarto de Gilbert y comienza toda una lucha interna sobre como "hacer funcionar la relación amistosa" con su extraño compañero, quien a ratos conspira en contra de Serge solamente por considerarlo "un santurrón". Aún así, Serge cuenta con un corazón de oro e intenta penetrar en el corazón solitario de su nuevo compañero, sin lograrlo realmente, a pesar de que terminan siendo amigos y amantes.

Serge y Gilbert tienen toda una historia para conocerse, pero el mayor antagonista de esta triste historia no es más que el tío de Gilbert, Auguste Beau. Auguste es más bien un noble muy respetado dentro de la clase alta, pero a medida que avanza la historia, nos damos cuenta que viene abusando de su sobrino durante mucho tiempo, tanto mental como sexualmente, con el fin de desarrollar su retorcido lado artístico. Su influencia alcanza niveles absurdos, por lo que Gilbert todo lo ve como algo normal, creyendo que ambos están profundamente enamorados, hasta el punto de descubrir quien realmente es... y encontrar el fatídico desenlace de su pena.

Serge y Gilbert harán lo que sea para ser felices juntos, al punto de escapar a París y vivir como mendigos. Siempre juntos, pero es Gilbert quien es atormentado por los demonios de su pasado y sin poder alejarse de estos, termina siendo arrastrado hacia la vida de las drogas y la prostitución. Gilbert cree haber visto a Auguste, en determinado momento... hasta que es atropellado por un rápido carruaje que le arrebata la vida. Tras reencontarse con algunos amigos, Serge es cuidado por ellos, debido al trauma que le genera este suceso.

La serie es una maravilla porque trata temas como el clasismo, el racismo, la homofobia, la homosexualidad, el incesto, la pedofilia, la violación, la prostitución y el abuso de drogas, abordándolos con la seriedad necesaria y visualización indispensable tras un tema que, en esta generación, recién toma fuerza (Considerando la época en que fue lanzado). Temas que parecían triviales resultaban ser más duros que lo que cualquiera podría haber esperado, sin caer en lo sucio y lo ordinario. Durante todo el manga, puedes ver con muchísima tranquilidad que el tema se aborda con cierta tranquilidad y belleza artística, mientras que la historia se desarrolla con crudeza, mostrando una realidad invisible en ese momento, y en este punto, es indispensable de hablar del arte en el trazo y en el dibujo, que está muy bien definido, para no ser comparado con futuras series como Zetsuai, Gravitation o similares. Demasiado única en su especie al darle un trato hermoso en el desarrollo en su historia.

En 1987, este manga recibe una adaptación animada que cubre los eventos de Serge volviendo al instituto, ya graduado, a recorrer y recordar viejos momentos... y como un hermoso flashback, su primer encuentro con Gilbert y, por supuesto, el inicio de su amorío.

Personalmente, es una OVA que todo fan del Yaoi debería ver. Es un Shounen-Ai muy completo y muy adorable, e insisto, que no necesita caer en la vulgaridad.

Espero que les haya gustado esta nota, dando inicio al "Fin de Mes Yaoi".
¿Qué opinan? ¿Les gustaría que cubriera algún animé/manga en particular?
¡Hasta el próximo mes!

Por

noble, simpático, agradable... pero también irónico, soberbio y antisocial. senda combinación, ¿no?
Comparte este artículo


Nuestro feed RSS

Shinka 2019 © - Las Opiniones vertidas en este sitio son de responsabilidad de quienes las emiten. Todos los derechos e izquierdos bien puestos ©. Diseño: M&S Studio
Shinka es parte de Producciones Shinka.
Toda nuestra música esta protegida por la Sociedad Chilena de Derechos de Autor.