Disco Logo
Cargando...
Funar el pasado desde criterios del presente
Critica a las declaraciones de censura “atemporal” en el anime

El anime, como producto intelectual, multimedia, masivo y, más importante, cultural, está escrito para la satisfacción de un público. Este público consumidor interioriza las tramas, los gráficos y los personajes desde sus intereses, su personalidad y su moral. Es así como el fandom se convierte en figura de juicio de lo que puede ser aceptado o no dentro del mundo anime.
El otaku, quitándole el poderío al mercado y utilizando el internet como su mayor y más fuerte herramienta, toma el papel de abogado defensor o acusador para discutir sus ideales desde lo que quiere ver.  Les presento un mundo utópico en el que es el público quien decide qué consumir a partir de sus criterios y no lo impuesto por los poderosos del merchandising y lo demás… Lastimosamente no todo puede ser tan lindo.


La realidad es que la comunidad consumidora de anime suele ser radical.  Apoya hasta los extremos el anime de moda, rechaza a todo el que rechaza su contenido predilecto y, lo que nos trae hoy, censura lo que moralmente le parezca incorrecto, aún si fuese escrito con la intensión de mostrar sucesos o criterios de otro tiempo. Es por eso que hoy hablaremos de 2 funas “atemporales”, linchamientos virtuales, a particularidades del anime que tratan sobre el pasado, pero se juzgan bajo el presente.


Iniciemos con Kimetsu no Yaiba. Su segunda temporada entra con lo que podríamos catalogar como “contenido funable” puesto que se ambienta en la zona roja de Japón. No obstante, la funa vino a partir de este tweet:


"Parece que ha comenzado la segunda temporada del anime Kimetsu no Yaiba, pero me dieron ganas de vomitar cuando me enteré de que el protagonista, Tengen Uzui, tiene una poligamia con tres esposas. Se armó un gran revuelo solo por el hecho de estar ambientada en un burdel, sin embargo, ¿Quieren los productores promover la discriminación hacia las mujeres? No puedo evitar pensar que están tratando deliberadamente de agitar a las feministas. Es una protesta, en realidad.
De acuerdo. Vivimos en una sociedad que intenta ser igualitaria: Los hombres y las mujeres podemos (o deberíamos poder) decidir sobre nuestra sexualidad.  Por lo menos la sociedad occidental, que sigue reprochando estas prácticas en la cultura oriental y que, personalmente rechazo por ser una tradición anticuada. No obstante, hay que aclarar ciertas cosas sobre este anime para permitirse juzgarlo."


Kimetsu no Yaiba Es una obra de Koyoharu Gotoge que está ambientada a comienzos del siglo XX en lo que se conoce en la historia de Japón como la era Taishō. Esta era, reconocida por crisis políticas, tenía inmersa diferentes prácticas traídas desde sus más tradicionales épocas. Ana Valeria Gonzales lo relata mejor en su artículo Tradiciones matrimoniales en Japón:


Históricamente en Japón se acostumbraba a tener “amoríos libres”. Era una concepción sorprendentemente libre y abierta del matrimonio en beneficio del hombre, esto se llamaba la libre poligamia por amor. Los hombres de clase alta podían tener 4 o 5 esposas, y los de clase baja 2 o 3. Un emperador podía tener hasta dos consortes, tres esposas y cuatro sirvientas. Los hombres vivían en casa de su primer esposa, pero podían visitar a las otras. (Gonzales Lazo, 2011).


¿Practica reprochable? Probablemente para la mentalidad de hoy. Cada quien es juez o verdugo respecto a sus razonamientos en el hoy.  Pero censurar a un anime por mostrar, de la manera más fidedigna un aspecto de x tiempo por mas poco moral que sea. Se justifica o no que se critique la practica en el pasado, “pero una cosa es no justificar y otra no entender que alguien, hace siglos, hubiera actuado según la mentalidad y costumbres de su tiempo” (Parra, 2021).


También debemos considerar que no solo los criterios morales o las tradiciones son diferentes a medida que pasa el tiempo, sino también las religiones o los dogmas por los que actúa la gente a través del tiempo, y permiten diferenciar el actuar de uno y del otro por sobre el tiempo. En Japón, el budismo ha tomado parte importante de la ideología de las anteriores eras. Y veamos que nos dice el budismo sobre el “poliamor”:


Por el otro lado en ningún lado dice que la monogamia sea la única manera posible de estar casado. En aquellos lugares se puede encontrar la monogamia, la poligamia y hasta la poliandria, todas muy respetables. Los budistas ponen toda su atención en la calidad de la relación humana que se establece, no en si está certificada de forma legal o religiosa. (Budismo.com, 2010)


En segundo lugar, My hero Academia. Su censura no solo fue por parte del gremio otaku sino también fue rechazado por las trasmisoras de anime, programadores de videojuegos y varios entes de China. Esto gracias a que se nombró a un nuevo personaje como Murata Shiga, y este nombre era reconocido en el país asiático como una palabra en código para denominar los experimentos que el ejército imperial japonés realizaba a humanos en la segunda guerra mundial. Para empeorar las cosas, este personaje se caracteriza por ser un científico que realiza experimentos humanos también.


Podemos ver que esta censura intenta cubrir aspectos históricos más fatales que la anterior. No obstante, y desde la opinión de este humilde servidor, podemos ver que pese a la alusión indirecta del anime no se hizo referencia directa ni apoyo a sus prácticas. Incluso aporta a la representación de este episodio fatal una connotación negativa ya que estamos hablando de un personaje malo, un villano. Comprendo la postura del otaku chino, pero la censura desde donde venga, es censura y coarta la expresión de un dibujante y de toda una productora hasta tal punto que, por ejemplo, tuvieron que cambiar el nombre de este personaje. No siendo suficiente, cancelaron la trasmisión de My hero academia, el desarrollo de videojuegos y la venta de merchandising en toda China.

Intentaré ser optimista pensando que esta unión de voces y el poderío que se guarda dentro de internet pueda ser utilizado para algún bien mayor en el futuro.  Al final, censura es censura por más conservador o más progresista que sea el que lo censure, porque al final vendrá un contrincante ideológico en el futuro y refutará todas las razones de esa censura “Y el tiempo, la Historia, la dialéctica de los tiempos, la lucidez de algunas personas, van consiguiendo poco a poco que lo que ayer nos parecía bien hoy nos parezca mal; que lo que ayer nos parecía normal hoy nos parezca una barbaridad.” (Parra, 2021). Por cierto, ¿Saben ustedes de alguna funa atemporal? Escríbanlo en los comentarios.


REFERENCIAS

 

Por

TsukiSan es el alterego de JN Sanabria. Escritor, apasionado por el anime y los videojuegos relacionados con reflexiones sobre el sujeto.
Comparte este artículo