Disco Logo
Cargando...
Interstella 5555: Leiji Matsumoto x DAFT PUNK
Aventuras musicales en el cuadrante estelar
Esta semana comenzó con una inesperada noticia que removió al mundo de la música. Ni en el peor de los casos nos imaginábamos que el dúo francés, Daft Punk, se separaría después de un largo andar, un par de experimentos y una discografía acotada que ha trascendido (y trascenderá) en el tiempo. 
 
Ustedes se preguntarán, “¿Qué tiene que ver Daft Punk con Japón?”. Lo averiguaremos en este repaso a Interstella 5555: The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem, película que narra las peripecias de una banda musical a través de secuencias que van cambiando a medida pasan las canciones del aclamado album Discovery (2001) de Daft Punk. El film no tiene diálogos pero cuenta con efectos sonoros mínimos, tales como disparos y llantas de vehículos.
 
 
Interstella 5555 se lanzó el 2003 y la producción estuvo a cargo del estudio Toei Animation, conocido por darle vida a obras que han causado alto impacto (One Piece, Dragon Ball, Saint Seiya, Hokuto no Ken, etc.) tanto en los japoneses como en el mundo entero. Leiji Matsumoto fue el mangaka que estuvo detrás del diseño de los personajes y la estética de la película. Acá lo conocemos por Captain Harlock, serie que sigue a un proscrito convertido en pirata espacial después de que se rebeló contra el Gobierno de la Tierra y la apatía general de la humanidad. Estoy seguro que más de alguno de ustedes ha visto esta serie (o sus películas), ya sea por la vejez (jajajaja) o simplemente, por mera curiosidad.
 
En 1978, Space Pirate Captain Harlock fue adaptado a una serie de Anime de 42 capítulos, dirigida por Rintaro y producida por Toei Animation. En el 2013, vio a la luz una película con animación 3D CG con Shinji Aramaki en la dirección. (La vi en NETFLIX hace un tiempo pero creo que ya no está en el catálogo). 
 
 

 

Versión restaurada en HD del primer capitulo de la serie con subtitulos en inglés.

De seguro la encuentran en español en sitios de Streaming. 

 

A pesar de que la obra original (Manga) de Leiji Matsumoto quedó inconclusa, el Mangaka se ha encargado de apoyar y diseñar nuevos productos que, se han transformado en una continuación directa de las historias de Harlock. El hecho de que Daft Punk haya trabajado con tan destacado autor, creando una película que todos vimos alguna vez gracias a los vídeos musicales que pasaban por televisión, nos da un empujoncito para sentarse a verla y disfrutar de la música como de la historia. Su estética 100% japonesa atrapa desde el primer momento.

 
¿De que va la trama de Interstella 5555?
 
La película narra la historia de un grupo musical compuesto por el guitarrista Arpegius, el baterista Baryl, el tecladista Octave y la bajista Stella, cuya piel azul es el rasgo característico que comparten todos los integrantes. En medio de un concierto, la banda es raptada por una tropa de soldados, situación que los termina llevando a una instalación secreta donde les borran la memoria, les implantan un dispositivo de control y experimentan con ellos, haciéndoles parecer humanos. El hombre detrás del secuestro es Earl de Darkwood, ambicioso Manager musical.
 
La banda cambia su nombre a Crescendolls después de firmar para una casa discográfica importante. El Manager hace trabajar hasta el último aliento a los artistas (Lo que podría traducirse en una crítica directa a la industria musical). La fama tiene un precio y nuestros músicos estelares se ven presa de ello. Es aquí donde la banda decide huir para buscar ayuda mientras que la música de Daft Punk acompaña sin contratiempos al desenlace de la trama.
 
Si quieren saber como continua la historia, acá les dejo la película completa:
 

 

Bonus Track
 
Para cerrar, les dejo una entrevista realizada a Daft Punk junto al mismísimo Leiji Matsumoto. Corresponde a material extra que viene en la edición japonesa del DVD de Interstella 5555. Si bien no es un material subtitulado, lo encuentro super chistoso porque el dúo francés sale con sus trajes y se comunica a través de mímicas con el Sr. Matsumoto. Hilarante.
 

 

Y si, no podíamos dejar al Discovery (2001) bajo el tintero. Es imposible que desde el minuto uno no queramos bailar:

 

 
 
Por

Comparte este artículo