Disco Logo
Cargando...
Masayuki Uemura, el creador de la NES y SNES falleció a sus 78 años
Un gran ingeniero que quedará por siempre en el baúl de nuestras memorias

Seguro ya lo leíste, Masayuki Uemura, arquitecto guía para el diseño de la Famicom (Family Computer) como es conocida en Japón para lo que en occidente sería la Nintendo Entertainment System (NES), y por supuesto la Super Famicom que vendría siendo la SNES. La Oricon News notificó su deceso el 6 de diciembre de 2021, a la edad de 78 años.  

La partida de este arquitecto sin duda deja una marca e impacto importante para todos quienes hemos crecido en la época donde era popular soplar los cartuchos para que funcionaran o cuando desconectábamos el control de segundo jugador cuando tu hermanita o hermanito quería jugar contigo. Memorias que sin duda se las debemos al Sr. Uemura.

La Ritsumeikan University, en donde Uemura fue director de Estudios de Videojuegos ya después de retirarse de Nintendo en el 2004, también anunció la partida de su director temprano ese mismo día.

Como suele contarse en muchos casos, el Sr. Uemura originalmente trabajaba en Sharp, una empresa de venta de electrodomésticos en Japón, como también se sabía que vendían tecnología de fotocélulas que eran insumos recurrentes a varias compañías, eso incluye a Nintendo también. Ya cuando fue empleado en la gran compañía roja, trabajaría junto a Gunpei Yokoi en la integración de tecnología de sensores de fotocélulas para el funcionamiento de las afamadas pistolas de luz que serían visibles en juegos como Wild Gunners, Duck Hunt y otros en el catálogo original de Nintendo.

Su trabajo lo llevó a ser parte del desarrollo de la Color TV-Game que es reconocida como la primera consola de Nintendo en el cual utilizaban sistemas bastante primitivos, pero con la misma funcionalidad que llevarían a los primeros desarrollos al paso de unos años de algo mucho más grande.

Sin duda alguna, todo cambió en 1981 con una llamada que se cita en una entrevista que la página Kotaku hizo al emblemático señor el año pasado.

“El Presidente Yamauchi me dijo que hiciera una consola de videojuegos, una que pudiera jugar juegos en cartuchos. Siempre le gustaba llamarme después de tomar algunos tragos, así que no pensé mucho en ello. Sólo dije: 'Seguro, jefe', y le colgué. No fue hasta la mañana siguiente cuando llegó hacia mí, sobrio, y me dijo: 'Aquello que hablamos—¿Estás en ello?' Eso me hizo ver que: Lo decía en serio.”

Para lo que relata el Sr. Uemura, se propuso en trabajar en los diseños de lo que vendría ser la Famicom, una consola que fue reacondicionada en el mercado estadounidense como la Nintendo Entertainment System. La consola que definitivamente se volvió en un fenómeno mundial y que vendió casi 62 millones de copias en todo el mundo.

En las últimas partes de la entrevista se le pregunta en cómo eso cambió su vida, en lo cual el Sr. Uemura respondía tranquilo:

"Bueno, aumentó mi salario. Eso es un hecho. Así que me iban a pagar más y más, pero por otro lado, hizo mi trabajo aún más difícil. La actitud del Presidente Yamauchi jugó un papel importante en esto, pero para mí fue uno de: 'Aprovecha el día'. Sólo ve por ello. Y eso hizo."

La partida no pasó desapercibida por nadie, eso incluye muchas publicaciones en memoria a Mayasuki, entre los más notables fue la dedicatoria que el Museo Nacional de los Videojuegos hizo en su cuenta de Twitter.

 



La Ritsumeikan University decidió organizar un servicio en memoria por el Sr Uemura, del cual se anunciará prontamente la fecha para quienes quieran dejar sus dedicatorias.

Sin duda alguna, es una pérdida que dejará una huella importante y todos quienes hemos podido tener la oportunidad de poseer una consola de NES o SNES, sabremos con totalidad que esta partida tiene un significado importante, puesto que gracias a él que hemos podido crear los más lindos recuerdos en nuestra infancia.

 

 

 

Vuela alto, Mayasuki Uemura.
Gracias por todo.

 

*Fuente: Kotaku*

Por

Diseñador Gráfico y Artista. Escritor en Shinka desde 2016. Apasionado por el reportaje y los videojuegos.
Comparte este artículo