Disco Logo
Cargando...
METROID DREAD: Terror en el Espacio
Repasamos sin spoilers lo mejor de la nueva entrega de Metroid

Análisis escrito por cortesía de: MILO 

Si pudiéramos comenzar a describir esta saga, podría hacerlo usando un adjetivo bastante negativo: olvidada. Desde sus comienzos allá en 1986, la historia de un juego ícono que promovió la figura heroica femenina en el mundo de los videojuegos ha ido en alza en popularidad, lo que a veces no se ve reflejado categóricamente por la compañía nipona. Hablar de Metroid hasta hace sólo unos meses no era más que una añoranza melancólica sobre aquella heroína que viajaba por el espacio combatiendo extraterrestres por el bien común, desbaratando bandas intergalácticas y eliminando amenazas de orden universal. Samus ha quedado grabada en nuestras mentes y corazones como uno de los emblemas y estandartes más populares de Nintendo y sin embargo, no teníamos ningún producto nuevo desde el 2010 con Other M, título que recibió comentarios mixtos; y, siendo más distante canónicamente hablando desde el 2002 donde Fusion, cuarta entrega de la saga enumerada la consagraba dentro de la GameBoy Advance como un juego que debiese ser adquirido sí o sí.

Proyecto DREAD.

Entregas posteriores a Fusion sólo complementaban de manera parcial la historia, batallas y orígenes de Samus Aran tomando elementos ya conocidos en títulos previamente lanzados y llevándolos a un nivel de acción más allá de Super Metroid. La Saga Prime optó por introducir de manera inesperada un nuevo objetivo a perseguir: el Phazon y Dark Samus, mientras Other M trató de involucrarse en la psique de la caza recompensa y cómo ella forma parte de las filas de Federación Galáctica. Pero el público quería saber qué ocurría después del título de la portátil avanzada. Metroid 4/Fusion, nos introdujo por primera vez en una alteración del personaje, ya que debido a circunstancias fuera del alcance de la fémina, ésta tuvo que ser alterada física y químicamente, creando un híbrido humano-metroid y poniendo el peso del título sobre ella al tener la tarea de erradicar a un nuevo enemigo, el parásito X. Pero no sólo es aquí donde Samus se ve despojada de cierto elemento característico, su traje, si no además es donde se instaura momentos de terror y persecución por uno de los antagonistas principales del juego 'SA-X' la entidad clonada de la guerrera a partir de los restos de su armadura.

Este nuevo elemento llevó la saga a otro nivel donde más que acción y exploración, los jugadores debían tener cautela al momento de encontrarse con tal formidable enemigo, ya que este, al poseer todas las mejoras que Samus se había visto obligada a desprenderse, significa una muerte segura y rápida, sin poseer medidas de contraofensiva o supervivencia. Las secuencias de escape y escondite, realzan el sentimiento de soledad que el mismo personaje debe enfrentar a lo largo de toda su trayectoria. Fue esta particular sección que dejó a muchos fanáticos deseando más no sólo de la franquicia, si no también de ese pavor que se genera al momento de sentir que no hay nada que puedas hacer contra una amenaza y que tu única salida es correr, correr por tu vida.

Luego de la cúlmine de la saga Prime y el lanzamiento de Other M, los fanáticos seguían a la expectativa de que Nintendo lanzara un nuevo título que siguiera el destino de Samus después de Fusion, mas nunca ocurrió. Muchos rumores e easter eggs después, la esperanza se había perdido, aún más cuando en su aniversario número 30, el poco cariño y recibimiento por parte de su empresa creadora había pasado totalmente por alto e inadvertido aquella fecha importante. 

Muchos eran los fanáticos que pensábamos que el plataformero en 2D había sido enterrado para siempre. Hasta que el 15 de Noviembre del año 2021, Nintendo soltó una bomba nuclear enterrada bajo llave. Una noticia que nadie esperaba y que elevó los ánimos del mundo entero al enterarse que un proyecto que llevaba latente casi dos décadas, había resucitado, y de manera majestuosa.

 

La continuación de Fusion.

Metroid 5/Dread, es una secuela directa del título de gameboy advance Fusion, donde nos narran la drástica alteración de Samus como personaje y como guerrera. A modo de resumen, nuestra bella cazarrecompensas es alterada genéticamente para poder combatir una nueva amenaza aún mayor que los propios Metroid. Dread se sitúa sobre un nuevo planeta alienígena llamado ZDR, donde este nuevo enemigo es avistado a través de una grabación por lo que temiendo lo peor, Aran es llamada a investigar el planeta y ponerle un fin a la amenaza intergaláctica. Pero no sólo debe preocuparse de ese peligro latente, también deberá estar alerta por una oleada de robots indestructibles, los E.M.M.I., autómatas fuertemente revestidos capaces de ponerle fin a la carrera si llegan a encontrarla y capturarla.

De la mano de Mercury Steam, empresa española que también estuvo a cargo del título de 3DS Samus Returns, nos llega la nueva entrega de la gran N, con un gameplay bastante fluido, repleto de secuencias llenas de acción desenfrenada y cinemáticas que te harán presenciar de primera mano toda la experiencia que depara la nueva entrega de longeva franquicia. Como bien se mencionó antes, la historia se desarrolla de manera muy fluida y junto con las nuevas habilidades y mecánicas aplicadas, hay muchos combates contra jefes y mini jefes que parecieran sacadas de un shonen por la rapidez y los reflejos que se necesitan para salir airoso del encuentro. También se encuentran apropiadamente desarrolladas las secciones de persecución por parte de los E.M.M.I. donde cada escape debe ser abordado de manera diferente debido a las propiedades que cada máquina posee consigo.

Si hay algo negativo de qué hablar sobre este nuevo Metroid es quizás la linealidad que posee y el apartado sonoro. Se habla de linealidad, dado que, a pesar de que el mundo entero de ZDR es bastante extenso, en ningún momento un jugador se siente perdido ya que el mismo desarrollo del mapa te guía de manera sutil e implícita la ruta correcta. Puede que te desorientes en algunos casos, pero pasados unos minutos encontrarás casi por inercia la continuación y el punto exacto a donde dirigirte. Y dentro del apartado sonoro, fuera de las tonadas clásicas de la franquicia, ninguna música realmente sobresale o que quede retenido en la sien; pero sí se debe mencionar que los efectos especiales y ambientales acompañan de manera magistral cada uno de los escenarios por los que atraviesa nuestra bella heroína.

A fin de cuentas sumado todo lo anterior, este es de aquellos regresos de nostalgia, mezclado con nuevas tecnologías y enfoque para un público nuevo que lleva al fin del primer arco de la vida de Samus Aran, demostrándonos que después de tantos años es posible continuar una buena historia y poner punto y coma para dar paso a un futuro aún más oscuro de la trama. Metroid Dread es a lo lejos, uno de los mejores productos que ha salido este año en materia de videojuegos, y de parte de Nintendo, un plataformero metroidvania que vale la pena jugar seas o no fan de la rubia letal.

Gameplay: 10/10

Historia: 10/10

Música: 7/10

Nota general: 9/10

Por

Guitarrista y profesor bilingüe. Gamer de medio tiempo, escritor en Shinka desde 2018.
Comparte este artículo