Disco Logo
Cargando...
Pochamani, un shojo olvidado con el tiempo
Te compartimos sobre esta gran obra

Creo que muchos en la audiencia vieron o les gusta consumir shoujos románticos, teniendo una amalgama de versiones de este género y siempre con alguna historia interesante, cliché o extravagante que tarde o temprano captan la atención del público por la premisa que prometen. 

El género shoujo siempre ha mantenido un estándar de chicas y chicos esbeltos y físicamente bonitos. Pero siempre han habido excepciones con tramas extrañas, pero divertidas, así como lo visto en Lovely Complex donde la pareja protagonista tienen diferencias de alturas notables. Pero hoy me gustaría hablar de un manga shoujo que captó mi atención por su premisa bastante peculiar. Hablamos de Pochamani.

La premisa que nos compete cae en Tsumugi Hashimoto, una chica de segundo año de secundaria cuya particularidad es que es una chica con sobrepeso, de un espíritu amable y una sonrisa muy hermosa. Pese a su contextura, se siente conforme con su peso. Sin embargo, debido a ello siempre ha tenido la convicción de que nunca tendría la oportunidad de enamorarse de alguien.

Su vida cambiaría cuando conoce a Tagami Yukiya, un chico popular de primer año de secundaria, pero bastante excéntrico y llevando el título de "triste desperdicio de chico guapo". La razón de ello es porque es un "Pochama", es decir, alguien quien gusta de cosas suaves y blandas. Con tales antecedentes, Tsumugi, comenzaría una peculiar relación con él, en la cual ella comenzará a experimentar nuevos sentimientos y así valorarse más por lo que es que por su apariencia.

 

 

Lanzado el 11 de noviembre de 2011 por la autora Hirama Kaname, de la cual sus obras se han enfocado en el género ya mencionado, no ha tenido suficiente recepción como tal, sin embargo Pochamani logró ser la excepción a esta fórmula y ha sido su mejor obra teniendo al menos 44 capítulos traducidos hasta la fecha en un formato de 45-50 páginas, lo cual lo convierte en un manga de capítulos mensuales.

Sin embargo, y contando con 8 volúmenes a mano, su último volumen ha decidido reducir la cantidad de páginas a la mitad, aunque no es claro si esto tendrá algún cambio posterior.

De forma personal, si estás interesado en ver una historia rara, pero graciosa, pues seguro soltarás carcajadas con lo extraño y maniático que es Tagami en cuanto a su afición por las cosas blandas, habiendo una serie de gags a lo largo de la serie. Pero algo que llamó mi atención era precisamente la hermana mayor de nuestro protagonista, se parece a cierto personaje de un videojuego popular.

En general, creo que vale la pena echarle unas ojeadas a esta historia, aunque por el momento y debido a poco apoyo, el manga ha quedado en el olvido, especialmente porque ya cumplió una década de existencia.

Por

Diseñador Gráfico y Artista. Escritor en Shinka desde 2016. Apasionado por el reportaje y los videojuegos.
Comparte este artículo