Radio Shinka
Cargando...
Cargando...
The Legend Of Zelda: Link's Awakening - Una gran lección sobre revivir el pasado
Hacer un Remake no solo se trata de hacer mejores gráficos

El amor a  la nostalgia nos hace en oportunidades añorar aquellos elementos existentes en épocas pasadas y que fueron parte de nuestras vidas tempranas. Cualquier elemento puede ser parte de esta fórmula, y por supuesto que los videojuegos no son la excepción. Ya es cotidiano navegar por internet y toparnos con videos gameplays de versiones remasterizadas hechas por fans de diversas sagas, por lo general aprovechando recursos como los otorgados por el software Unreal Engine, siendo la saga The Legend Of Zelda una de las más recurrentes al momento de recibir estas reediciones hechas por fans. Estas creaciones constan por lo general con el escenario de alguno de los títulos de la saga (siendo el más recurrente Ocarina Of Time) donde el protagonista Link interactúa con diversos elementos y se mueve en los alrededores haciéndonos ver aquellos lugares de nostalgia, pero ahora con gráficos actualizados e iluminación inexistente en épocas donde apenas se había llegado a saltar al 3D. Estas creaciones realizadas por verdaderos artistas gozan de una calidad envidiable, y sin dudas merecen todo el reconocimiento que tienen, sin embargo el problema erradica en los propios fans que observan, aquellos que interactúan en redes sociales, y que en lugar de centrarse en el trabajo realizado concentran toda su energía en hacer crítica hacia la propia compañía desarrolladora y creadora de la saga (en este caso Nintendo) y realizar acusaciones como “Un solo fan hizo esto, mientras ustedes hacen aquello”,  es en este punto donde debemos explicar y aclarar de manera profunda que “revivir el pasado” no es sinónimo de copiar y pegar modelos con mejores gráficos, postura que por desgracia es muy recurrente en nuestros días. Y más claro ejemplo de ello no existe actualmente que lo sucedido con el lanzamiento más reciente de la saga, nos referimos a The Legend Of Zelda: Link’s Awakening (Nintendo Switch).



Desde que fueron mostradas las primeras imágenes de este remake del clásico de GameBoy en el Nintendo Direct del 13 de Febrero de 2019, el juego recibió opiniones mixtas respecto a su estética, y no tardaron en hacerse presente las comparaciones con aquellos gameplays hechos por fans que mencionamos anteriormente. El aspecto era bastante caricaturesco, se mantenía una cámara con vista aérea, y los gráficos si bien eran bastante buenos no contentaron a los fans que esperan un “Zelda más realista”, críticas que recuerda mucho a lo ocurrido con Wind Waker en el momento de su anuncio y lanzamiento para la consola GameCube. Nuevamente se hicieron presentes aquellos memes con la frase “un fan hizo esto, y ustedes nos dan esto”, y así fue durante gran parte de este año incluso entre el propio fandom de Zelda donde hasta se realizó colecta de firmas en change.org para cancelar este videojuego. 

Finalmente se ha llegado a la fecha en que este juego ha sido lanzado, el remake de un clásico querido y recordado, y es desde el momento en que el juego inicia, desde el primer instante en que vemos aquella playa, aquella isla, a sus habitantes e interactuamos con Link, en que nos damos cuenta que eso de “revivir la nostalgia” quizás tenga una cara diferente a la que muchos piensan. Nintendo ha reimaginado una experiencia de juego que nos hace sentirnos nuevamente unos pequeños embarcándonos en una aventura sin igual desde nuestra pequeña Game Boy, solo que este vez el timón es la Nintendo Switch. La nostalgia y los guiños están presentes en cada momento, desde la feroz tormenta mostrada en la introducción hasta los diálogos que tenemos con cada uno de los habitantes de la isla Koholint, haciendo que te encariñes con ellos como la primera vez y entregando también esta oportunidad a quienes no hayan vivido la primera versión de la portátil de los 90. Estéticamente se refleja la vida de la isla, colores brillantes y hermosos en todos lados, ambientaciones maravillosas, y panorámicas que por las limitancias de la época no pudieron ser añadidas anteriormente. La jugabilidad se mantiene fiel al producto original y con una mayor precisión de movimientos diagonales y giros de personaje. Y la música es simplemente un portal emotivo hacia la niñez, escuchar aquellas tonadas transformadas de sonidos MIDI a maravillosos sonidos orquestales podría incluso emocionar hasta las lágrimas a los fans más nostálgicos. 

Sin embargo creemos que el logro más grande que ha logrado este videojuego fue mostrar que golpear la puerta de la nostalgia no consiste solo en hacer mejoras gráficas y retoques de iluminación a un título clásico, sino que poder transportar el alma del videojuego a los tiempos actuales. Este videojuego es inferior gráficamente a los que han sido realizados por los fans, incluso tiene caída de frames y ciertas limitaciones las cuales no se deben negar, sin embargo es consistente con el producto original, la animación e interacción del protagonista con el entorno es armoniosa (aspecto a ratos carente en  los remakes de Unreal Engine, sobre todo en apartados como movimientos y físicas), y el trabajo en cuanto a la estética es simplemente maravilloso, donde cada elemento se encuentra en el lugar indicado y con la ambientación visual y musical perfecta.

Para finalizar solo nos queda hacer un llamado a la comunidad de videojugadores, a veces en el afán de revivir tiempos anteriores nos dejamos llevar por los aspectos visuales de un videojuego, encontrándonos por desgracia con productos preciosos pero carentes de alma. Estamos actualmente en la época de los remakes, donde la industria intenta traer nuevamente a la vida al menos uno por año, y a portas de tener uno el cual ha sido esperado con ansias (Final Fantasy VII), como comunidad de videojugadores siempre es bueno y valorable aportar y criticar si es necesario cuando tenemos dudas respecto a una entrega, pero caer en el error de confundir calidad con gráficos es algo que ya de por si es dañino para el desarrollo de títulos excelentes a futuro. Link’s Awakening da una lección notable en dicho ámbito, y es un título que revivirá los mejores años de una generación completa, y será el inicio de las aventuras de una nueva generación de videojugadores que privilegiarán sustancia por sobre motor gráfico.

Nos gustaría saber también su opinión sobre lo que ha sido este sorpresivo lanzamiento de Nintendo, por lo que los dejamos invitados para este viernes 27 de septiembre a las 20:00 hrs a sintonizar el capítulo debut de Cosho’s Empire en Radio Shinka, donde podremos debatir y opinar sobre lo que ha sido el lanzamiento de este remake y que esperamos a futuro de próximas reediciones de clásicos de ayer y hoy. ¡Los Esperamos!
 

 

Por

Comparte este artículo


rss

Shinka 2019 © - Las Opiniones vertidas en este sitio son de responsabilidad de quienes las emiten. Todos los derechos e izquierdos bien puestos ©. Diseño: M&S Studio
Shinka es parte de Producciones Shinka