Disco Logo
Cargando...
Tokyo 2020: La ciudadanía exige la cancelación del evento
La celebración deportiva vive días de incertidumbre

Solo faltan 66 días para la ceremonia que dará inicio a los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio de 2021) y en Japón el ambiente está algo tenso. La postura de los ciudadanos en contra de la celebración deportiva es clara. Manifestantes, peticiones firmadas por un centenar de personas y hoy por hoy, el gremio de médicos, han generado presión a las autoridades con el fin de cancelar el evento para evitar la propagación del COVID-19 en el país. Según encuestas, el 60% de la población es partidaria de aplazarlo al año que viene o de prescindir por completo de el.

 

 

La Asociación de Médicos de Cabecera de Tokio, grupo que representa a unos 6.000 doctores de atención primaria y que además, prestan asesoria a los hospitales en la capital nipona, emitieron un comunicado que señala que: “los centros de atención están sobrecargados de trabajo y apenas tienen capacidad extra. Ante la subida de casos, pedimos a las autoridades que convenzan al Comité Olímpico Internacional (COI) de que celebrar los Juegos será difícil, y que obtengan su visto bueno para cancelarlos”, explican, en una carta abierta dirigida al primer ministro, Yoshihide Suga, y publicada esta semana.

El viernes pasado, el abogado Kenji Utsonomiya presentaba ante la alcaldía de Tokio una petición con 350.000 firmas, dirigida, entre otros, al presidente del COI, Thomas Bach. En su mensaje solicitaba: “cancelar los Juegos de Tokio para proteger nuestras vidas”. “Aunque no se permitirán espectadores llegados del extranjero, las competiciones causarán enormes movimientos de personas y, por tanto, contacto; es muy posible que se conviertan en un evento supercontagiador y la situación en la que nos encontramos ahora mismo empeore”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pese a la resistencia ciudadana, la organización insiste en que el evento se realizará. Una cancelación o una suspensión, representaría un profundo golpe económico para el país anfitrión. Según cifras oficiales de Diciembre de 2020, los Juegos Olímpicos de Tokio son ya los Juegos más caros de la historia (15.000 millones de dólares). Aun así, tomando en cuenta los estragos que ha dejado el COVID-19 en el mercado japones, los JJOO surgen como una oportunidad para recuperar el campo perdido y volver a prosperar. 

 

 

 

Por

Comparte este artículo