Radio Shinka
Cargando...
Cargando...
Video Game Symphonic Experience: Trasladando la música de los videojuegos fuera de la pantalla
Cientos de personas disfrutaron con las melodías de enormes clásicos de la industria

Con una alta afluencia de público y una puesta en escena con más de 70 músicos, el sabado pasado se realizó el concierto Video Game Symphonic Experience en el Teatro Cariola de Santiago. El evento prometía revivir la música más legendarios de la industria de los videojuegos, en donde títulos y sagas como The Legend Of Zelda, Final Fantasy o Sonic The Hedgehog han brillado en este apartado, y donde incluso se ha visto nacer y crecer a compositores insignia como es el caso de Koji Kondo, Yoko Shimomura  o David Wise.

Un género que ha comenzado a trascender

Desde el vamos este concierto se convierte en un completo ejemplo de como la escena del videojuego ha escalado a no solo ser el pasatiempo de niños, jóvenes o adultos, sino que trasciende tanto al merchandise como a ser representado en obras audiovisuales, en donde por supuesto la música juega un rol fundamental, siendo este apartado considerado muchas veces como el alma de un buen videojuego.

Y si bien hemos tenido anteriormente presentaciones musicales del mundo videojugabilistico traídas desde el extranjero como ha sido The Legend Of Zelda Symphony Of The Goddesses los años 2016 y 2017 con un éxito enorme, en esta oportunidad se realizó una puesta en escena con músicos nacionales de la Orquesta Filarmónica De La Antena, quienes viajaron desde la cuarta región para entregarnos su trabajo en esta presentación, con un repertorio que contemplaba revivir clásicos como Super Mario Bros, Star Fox, Shadow Of The Collosus, Metroid, y muchos más.

Constanza Silva, quien toca el clarinete en esta orquesta, nos cuenta que “periódicamente se realizan conciertos de distintas temáticas, siendo usada en este caso la temática relacionada a videojuegos con un par de canciones de anime para llamar un poco más la atención del público”, lo cual es una prueba más de la importancia que este apartado ha comenzado a tener en el rubro.

 

 

 

 

 

 


Desde las 7 de la tarde ya había público presente el cual aguardaba con ansias poder rememorar sus juegos favoritos, algunos cuya experiencia en una sinfónica de esta temática era nueva, mientras otros ya habían estado en instancias similares anteriores, como es el caso de Esteban quien nos comenta que había asistido al concierto Video Game’s Live hace aproximadamente 4 o 5 años y que supo de esta instancia con sus amigos gracias a ofertas de entradas que hubieron en el pasado CyberDay. Otros, como Juan y Camila, viajaron a Santiago por otros motivos (en su caso el concierto próximo de Iron Maiden) y en búsqueda de panoramas revisando entradas dieron con el evento de videojuegos. Cada asistente estaba por diversos motivos, pero con la idea concreta de poder disfrutar de buena música y quizás evocar la nostalgia.

Una presentación a la Chilena

El concierto dio inicio a eso de las 21:20 abriendo con la Banda de Melmac, los cuales prendieron los ánimos de la gente interpretando grandes clásicos como el tema de los Thundercats y la ya legendaria canción de los Ghostbusters, una banda sin dudas con una tremenda energía. Luego se nos dio paso a la orquesta y una selección de diversas tonadas del mundo de los videojuegos, todo esto acompañado de juegos de luces y efectos visuales desplegados en una pantalla gigante donde se nos presentaban imágenes y cinemáticas de los diversos títulos mostrados. La música de sagas como World Of Warcraft, Super Smash Bros, Undertale, Pokémon o Kirby emocionó a más de alguno en las poco más de 2 horas y media de duración que tuvo este concierto.

Además debemos destacar como se buscó reforzar el carácter nacional que tuvo esta presentación, con la presencia de artistas como es el caso de la popular cantante Lisette Chan quien nos entregó una interpretación del tema opening de Doraemon El Gato Cósmico, además de lo que fue el show de interludio por parte del cantante y baterista Fabres, quien maravilló a todos sobre todo con los temas de la saga Donkey Kong Country.

Finalmente, dentro de los diversos títulos enseñados, la orquesta también interpretó las composiciones del chileno Francisco Cerda, quien se ha encargado de crear las melodías de videojuegos como Omen Of Sorrow, Jamestown y Gunpoint. Como se puede observar, fue un concierto muy aferrado a destacar el trabajo nacional en materia de música del mundo gamer. El cierre vino con un medley de diversos temas de la saga Megaman, con lo cual se le dio el punto final a esta jornada.

 

 

 

 

 


Un género que puede sostenerse por sí mismo

Sin lugar a dudas el género de música de videojuegos ha ido escalando de la mano de instancias como estas y también de conjuntos que han acercado estas melodías al público como pueden ser por ejemplo Jazztick, Pokerus, y otros exponentes del VGM, y es por este mismo motivo que los estándares de calidad de estos eventos lejos de disminuir o permanecer estáticos deben crecer y seguir avanzando, esto lo mencionamos ya que es inevitable mencionar ciertas falencias que no van en ningún momento con el afán de destruir ni despreciar el trabajo de nadie, pero si de señalarlo para que pueda ser considerado y mejorar.

Por un lado existieron quejas por cierto sector del público  (y que se reflejaron en redes sociales) respecto a que (una vez más) se mezcle la temática de videojuegos con otros géneros relacionados a la cultura geek, particularmente el anime, el cual seríamos completamente cínicos si dijéramos que no se cantó ni se disfrutó, pero esto ocurre en un evento que fue promocionado y vendido como una instancia DE VIDEOJUEGOS, y lejos de que solo hayan existido un par de temas la realidad es que gran parte del concierto estuvo copado con este género.

Que se entienda que queremos y respetamos las animaciones que nos acompañaron toda la vida, y claro que estas tienen ciertos videojuegos que en algunos casos son muy buenos, pero la música interpretada fue netamente de sus versiones animadas sin tener relación a la industria del videojuego, y en donde creemos que sus composiciones tienen el suficiente peso para poder haber realizado un evento 100% dedicado a la interpretación de sus tonadas sin recurrir al “comodín Anime” (e insistimos, porque siempre habrá uno que lo tome así, no se está atacando la calidad de tremendos artistas como Lisette Chan, la banda de Melmac, Fabres, o a la misma sinfónica).

El mismo tiempo utilizado en este género pudo ser aprovechado para potenciar el repertorio de títulos que de hecho estuvieron débiles, como es el caso de la saga The Legend Of Zelda, del cual además se utilizó a Link y Sheik para los afiches de promoción, y donde sin embargo solo vimos la interpretación de un solo tema (Gerudo Valley), siendo que esta saga cuenta con un repertorio tremendo que pudo reforzar este tema ya insignia del título de Nintendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta es quizás la mayor critica que podemos realizar (existen otros puntos como el horario de inicio y finalización, y también ciertos problemas de sonido que presentó La Banda De Melmac al inicio de su presentación, cosa que era evidente que no fue su responsabilidad y todos entendieron), la cual sin embargo no empaña una jornada y un trabajo que nuevamente demuestra que los videojuegos ya hace mucho que dejaron de ser un pasatiempo menor, y que son verdaderas obras de arte desde su estética hasta sus composiciones musicales.

Esperamos que esta primera instancia nacional sea un puntapié para continuar avanzando y que el tiempo dictamine si quizás la música de videojuegos puede llegar a escenarios más grandes y diversos, y también a generaciones pasadas y futuras que deseen conocer este maravilloso mundo.

Por

Comparte este artículo


rss

Shinka 2019 © - Las Opiniones vertidas en este sitio son de responsabilidad de quienes las emiten. Todos los derechos e izquierdos bien puestos ©. Diseño: M&S Studio
Shinka es parte de Producciones Shinka